Ámbitos en el Estado de Derecho Mexicano

En marzo del 2020 el índice Global del Estado de Derecho en México se ubicó en el puesto 104 de 128 países, según el informe elaborado por la organización World Justice Project , en el Ranking global del 2020, México resultó peor evaluado que otros países como Nigeria, Kenia Guatemala y Sierra Leona.  

En entrevista para Mundo Fiduciario, el Rector de la Escuela Libre de Derecho, Ricardo Antonio Silva Díaz, conceptualizó al Estado de Derecho como una organización estatal o un orden de gobierno que se regula por las leyes y por otros acuerdos.  

Es un tipo de Estado en donde todos los que lo conforman, es decir,  la población y el gobierno, se siente vinculados por el derecho; en todas las instituciones implica estar vinculados y convencidos, del principio de legalidad y de la importancia que tienen las normas y las leyes en el funcionamiento del gobierno, así como de la sociedad y su relación entre las distintas personas.  

El Estado de Derecho va relacionado con el Estado Constitucional; el primero parte de la idea de la existencia de normas y las normas rigen los distintos ámbitos, y el Estado Constitucional nos menciona que dentro de estas normas existe una norma máxima, dándole una orden y legitimidad al resto de las normas; en todas las relaciones de la sociedad la importancia del Estado de Derecho es la ley y sus instituciones.

El Rector Ricardo Silva, enfatizó que en México el Estado de Derecho se aplica distinguiendo el ámbito público y el ámbito privado, ya que cada uno tiene diferente tipo de funcionamiento; el ámbito público se desarrolla en un ambiente de principio y legalidad, esto se refiere a que ninguna autoridad puede hacer nada que no esté expresamente establecido en la ley, y el ámbito privado alude a  todo aquello que no esté prohibido por la ley, es decir, uno puede actuar en libertad siempre y cuando no esté prohibido.

Estos dos ámbitos tienen un referente, mismo que está expresado en la ley, para el funcionamiento de cómo se aplica el Estado de Derecho en el ámbito público, la visión que tienen las autoridades, a cumplir los lineamientos y las políticas públicas que están establecidas dentro de la propia ley, es un entendimiento de los poderes, la ley le otorga un poder específico , la delibera, la discute, la aprueba y la hace vinculante hacia otros. 

En el ámbito privado, se remite a  la autonomía de la voluntad y el acuerdo que hay entre los particulares que van regulando el actuar,  lo único que hay que hacer es cuidar y no vulnerar lo que está prohibido en la norma, respetar a las instituciones y a los límites que marca la ley, por su parte, en el ámbito público se debe respetar a la ley y hacer lo que lo que la propia ley marca. El estado de Derecho no puede entenderse sin el Estado Constitucional.

De acuerdo con el Rector Ricardo Antonio Silva Díaz, actualmente con la pandemia de COVID-19,  las áreas de oportunidad dentro del Estado de Derecho más buscadas son la certeza y la certidumbre; la primera oportunidad se refiere a que las normas puedan reaccionar rápidamente a la incertidumbre de la pandemia y que ciertos ámbitos que requieran regulación por la incertidumbre y la inseguridad se ajusten; ya sea eliminando o modificando las normas. 

El Estado de Derecho ha presentado una gran evolución, misma que ha ayudado a delinear  y afirmar los principios que hoy contribuyen a establecer los contornos más significativos como lo son los “Poderes de la Federación” que se dividen en:  Legislativo, Ejecutivo y Judicial y gracias a esta división se mantiene el equilibrio del poder., 

Ya que, mientras El Poder Legislativo se encarga de discutir las leyes que rigen a nuestro país y realizar los cambios que las adecuen a los tiempos presentes; el Poder Ejecutivo tiene que establecer las condiciones para que puedan cumplirse las leyes, se respeten de acuerdo con lo que dictan. Por su parte, el Poder Judicial se encarga de vigilar que efectivamente se cumplan las leyes y tiene la capacidad de interpretar lo que dicen las leyes para cada caso concreto.

Por su parte, Ricardo Antonio Silva Díaz, considera que en los tres tipos de poderes, debe existir un diálogo entre las distintas autoridades que van a Gobernar y un equilibrio en las decisiones, si la ejecución de las políticas o los actos de gobierno se concentran en una sola persona, generarían  una tiranía o un absolutismo.

Y tal como menciona el Rector de la Escuela Libre de Derecho,  dentro de los principales logros del Estado de Derecho en México, tenemos la Reforma Constitucional en el 2011, el fortalecimiento del Poder Judicial de la Federación y la autonomía del Institución Nacional Electoral (INE), muestras de la importancia del Estado de Derecho en una Nación. 

“La importancia del Fideicomiso en las Reestructuras de Crédito y tiempos de pandemia”

Sin duda, la pandemia del Covid-19 ha cambiado en muchos sentidos los paradigmas de la vida contemporánea. Y el mercado crediticio no podía ser la excepción. Banco de México realizó en 2020 una encuesta titulada “Encuesta sobre Condiciones Generales y/o Estándares en el Mercado Bancario”, en la cual se consideró que hubo una disminución de la demanda de créditos bancarios en el tercer trimestre del 2020. Sin embargo, la mayoría de los bancos del país esperaba un incremento en el primer trimestre del 2021.

¿El problema? Derivado de las afectaciones económicas producidas la pandemia, sobre todo el escenario que viven las PYMES correspondiente al cierre de negocios no esenciales en varios Estados del país, las instituciones financieras han adoptado una postura mucho más cautelosa para la aprobación de nuevos créditos o para posibles negociaciones de las reestructuras de crédito ya existentes, todo esto con la finalidad de evitar posibles escenarios de impagos.

Por lo antes expuesto, podemos percatarnos que el panorama no es muy alentador para conseguir o colocar créditos. Sin embargo, existe una herramienta que en cierto modo hace más sencilla la colocación de crédito por todas las bondades que tiene para ofrecer en casos de impago, y ésta es sin duda el Fideicomiso de Garantía.

Un Fideicomiso es un contrato en virtud del cual una persona llamada Fideicomitente, transmite a una institución fiduciaria la propiedad o titularidad de uno o más bienes o derechos, según sea el caso, para que éstos sean destinados a fines lícitos y determinados. Estamos hablando que es de Garantía cuando ese fin lícito o determinado es el cumplimiento de una obligación y su preferencia en el pago. 

¿Sus ventajas?… déjame explicarte.

Primero, cuando decimos que el fideicomiso “recibe” la propiedad del bien o derecho que se aporta como garantía, no sólo lo hace en un sentido hipotético – sino que literalmente se le pasa la propiedad a favor del Fiduciario. Es decir, supongamos en el caso de los bienes inmuebles se hace una transmisión en Registro Público de la Propiedad de la persona propietaria del inmueble y pasa a estar a nombre del Fideicomiso. 

¿Se causa algún impuesto por esta operación? No, ya que el artículo 14 del Código Fiscal de la Federación establece que, si el Fideicomitente (persona que aporta el inmueble) se reserva el derecho de re-adquirirlo (lo cual generalmente ocurre al pagarse la totalidad del crédito) no se considera enajenación para efectos fiscales. Esto hace que el patrimonio esté protegido y sea inembargable contra terceros, lo cual brinda en todos los sentidos seguridad jurídica a favor de la persona que otorgó el crédito, reduciendo sus riesgos legales en caso de impago por parte del deudor.

Pero, ¿qué ocurre si el acreditado deja de pagar?

El Fideicomiso de Garantía conlleva un “Procedimiento Convencional de Ejecución” de la garantía. En la cual, en caso de incumplimiento, el Fideicomisario le da el aviso de incumplimiento al Fiduciario y se enajena dicha garantía de manera extrajudicial, ya sea mediante adjudicación a favor del Fideicomisario o por subasta del inmueble que se haya otorgado en garantía. 

En tiempos extraordinarios como los que estamos viviendo, este Procedimiento Convencional de Ejecución ha sido de vital importancia para acreedores, toda vez que se pueden recuperar garantías sin que los periodos de contingencia judiciales afecten en caso de suspensión de plazos; mejorando hasta en un 70% los tiempos de ejecución si lo comparamos con la garantía prendaria o hipotecaria, lo cual deriva en mantener las utilidades del acreedor y una mejora en la calificación de cartera crediticia del mismo.

Aunado a lo anterior, históricamente se ha demostrado que al utilizar garantía fiduciaria el deudor aumenta su tasa de cumplimiento, ya que al conocer con precisión los tiempos en los cuáles se podría ejecutar su garantía, procura cumplir con sus obligaciones de pago para no tener que llegar a eso. 

Otra de las bondades, ahora a favor del deudor, es que el Fideicomiso puede servir al mismo tiempo que garantía, como una herramienta de planeación patrimonial. En el sentido que cuando el Fideicomitente es una persona física, se permite el nombramiento de Fideicomisarios Sustitutos en casos de fallecimiento o incapacidad del aportante. Lo cual permite que una vez cumplida con la obligación de pago, se pueda transmitir directamente la garantía a favor de los Sustitutos sin necesidad de algún juicio de sucesión, ahorrando tiempo y dinero para los beneficiarios del Fideicomitente.

Con todo lo antes expuesto, podemos concluir que el Fideicomiso es la figura idónea para hacer frente a la garantía de créditos nuevos y reestructuras de los ya existentes durante esta pandemia, por la seguridad jurídica que le brinda a las partes por su patrimonio inembargable, rápida transmisión de propiedad en caso de incumplimiento y su ejecución sin intervención de un juez.

FIDEICOMISOS PARA LA EDUCACIÓN

Un tema que preocupa generalmente a los padres de familia es el que los hijos cuenten con las herramientas adecuadas para enfrentar el futuro, bien es sabido que la mejor herencia que se les puede dejar es la educación, no sólo familiares, sino también de una buena preparación profesional; en esa tesitura, es que resulta conveniente abordar lo relacionado con el financiamiento mediante los fideicomisos que se constituyen por los padres de familia, interesados en que sus hijos puedan realizar sus estudios sin ningún problema económico que se los impida, de tal suerte que se puedan financiar hasta el nivel de licenciatura.

Por una parte, según se dispone en el artículo 151, de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, permite que las personas físicas residentes en el país, para calcular su impuesto anual, puedan hacer, además de las deducciones autorizadas en cada Capítulo de dicha Ley que les correspondan, las deducciones personales, entre las más comunes se encuentran los gastos por concepto de honorarios médicos, dentales, hospitalarios, etc., efectuados por el contribuyente para sí, para su cónyuge o para la persona con quien viva en concubinato y para sus ascendientes o descendientes en línea recta.

Además, en términos de lo establecido en el Artículo 1.8. del Decreto que compila diversos beneficios fiscales y establece medidas de simplificación administrativa, publicado en el DOF el 26 de diciembre de 2013, se otorga un estímulo fiscal a las personas físicas residentes en el país, consistente en disminuir del resultado obtenido, cierta cantidad de los pagos por servicios de enseñanza correspondientes a los tipos de educación básico y medio superior a que se refiere la Ley General de Educación, efectuados por el contribuyente para sí, para su cónyuge o para la persona con quien viva en concubinato y para sus ascendientes o sus descendientes en línea recta.

La cantidad que se podrá disminuir en los términos del artículo 1.8. de dicho Decreto no excederá, por cada una de las personas a que se refiere el citado artículo, de los límites anuales de deducción que para cada nivel educativo corresponda, conforme a la siguiente tabla:

Nivel educativo

Límite anual de deducción

Preescolar

$14,200.00

Primaria

$12,900.00

Secundaria

$19,900.00

Profesional técnico

$17,100.00

Bachillerato o su equivalente

$24,500.00

 

Pero desde luego, el tema más importante en este caso es con relación a lo que dispone el artículo 90 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, el cual menciona que están obligadas al pago del impuesto sobre la renta (ISR) las personas físicas residentes en México que obtengan ingresos en efectivo, en bienes, devengado cuando en los términos de este Título señale, en crédito, en servicios en los casos que señale esta Ley, o de cualquier otro tipo.

Para estos efectos, se entiende por ingresos, los rendimientos mismos que pueden ser tanto por intereses, como por aquellos que se perciban de un fideicomiso mediante el cual se otorgue el uso o goce temporal de bienes inmuebles, ya que en términos de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, se consideran ingresos por intereses, cualquiera que sea el nombre con que se les designe, a los rendimientos de créditos de cualquier clase y, en las operaciones de fideicomiso por las que se otorgue el uso o goce temporal de bienes inmuebles, se considera que los rendimientos son ingresos del fideicomitente.

 

Asimismo el Artículo 90 antes mencionado, señala que NO se consideran ingresos obtenidos por los contribuyentes, los rendimientos de bienes entregados en fideicomiso, en tanto dichos rendimientos únicamente se destinen a financiar la educación hasta nivel licenciatura de sus descendientes en línea recta, siempre que los estudios cuenten con reconocimiento de validez oficial.

 

En ese tenor, a través de este tipo de fideicomisos destinados a financiar la educación, al no considerarse como ingreso dichos rendimientos, los padres de familia, en su carácter de fideicomitentes no considerarán dichos rendimientos para pagar el ISR.

 

Para que se cumpla tal propósito, la institución fiduciaria que administre el patrimonio, deberá manifestar a la institución de crédito donde se inviertan los recursos, que los rendimientos que se obtengan por las inversiones, no deberán estar sujetas a la retención por concepto de intereses, por que al no ser ingreso, no habrá motivo de que se efectúe la retención por ese concepto; así mismo, cuando obtenga los rendimientos por el uso o goce temporal de bienes inmuebles, no tendrá que efectuar los pagos provisionales a que alude la citada Ley.

 

Por lo tanto, la institución fiduciaria encargada de la administración del fideicomiso, tendrá en primer lugar que verificar que los rendimientos que se obtengan sean efectivamente destinados a esos fines; además de que el financiamiento sea para el pago de las colegiaturas de sus descendientes en línea recta, ya que de lo contrario, se deberán considerar como un ingreso para el pago del ISR.


No debo dejar pasar por alto el criterio 11/ISR/NV, “Rendimientos de bienes entregados en fideicomiso, que únicamente se destinen a financiar la educación.” emitido por el Servicio de Administración Tributaria, mismo que se encuentra en su página de Internet, y destaca,
se considera que realiza una práctica fiscal indebida:

 

  1. La persona física que no considere como ingresos por los que está obligada al pago del ISR, los rendimientos de bienes entregados en fideicomiso, que se destinen a financiar la educación de sus descendientes en línea recta, cuando la propiedad de dichos bienes haya sido transmitida a la fiduciaria por una persona distinta a la ascendiente en línea recta.

 

  1. Quien asesore, aconseje, preste servicios o participe en la realización o la implementación de la práctica anterior.

 

De acuerdo con lo anterior, si bien es cierto que este es un gran beneficio fiscal para aquellos padres de familia que desean un buen futuro para sus hijos, también lo es consultar con un asesor fiscal para que efectivamente, sea un vehículo para ese propósito y no un instrumento mediante el cual se creen problemas de índole fiscal.

Reestructuración de créditos en tiempos de COVID-19.

Ha pasado casi un año desde que la pandemia llegó a nuestro país, situación que adicional a los cambios que se han producido en los modelos de trabajo en donde se ha favorecido el homeoffice y a las formas de relacionarnos, ha puesto sobre la mesa las opciones que tienen los acreditados para continuar realizando el pago de los diversos créditos con los que cuentan, sobre todo para quienes han visto disminuido sus ingresos debido a las implicaciones de esta pandemia, que van desde la reducción salarial, hasta el cierre total de negocios.

Pocos meses después de haber iniciado el 2020, la Secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, diseñaron facilidades regulatorias para que las instituciones financieras durante el segundo trimestre del año y con la finalidad de apoyar a sus clientes, instrumentaran planes de contingencia, en los cuales, dependiendo el banco, se podría prorrogar el pago de sus créditos alrededor de 4 a 6 meses. Al momento resultó una salida viable para muchos deudores de la banca, quienes optaron por acogerse a este tipo de plan, con la esperanza de que posterior a este horizonte de tiempo, la situación económica mejoraría, sin embargo, han pasado algunos meses sin que realmente la actividades económicas se logren recuperar y al contrario, nuevamente se han adoptado diversas medidas restrictivas en torno a ellas. 

Por lo anterior y considerando que no se vislumbran nuevos planes de contingencia por parte de las instituciones bancarias, resulta medular abordar el tema de las reestructuras, proceso que existe en todas las instituciones y que según la política establecida por cada una de éstas, podría ser una opción para los acreditados que a casi un año de la llegada de la pandemia a nuestro país, aún presentan dificultades para el pago de sus créditos. 

Según lo estipulado en la norma que rige a las instituciones bancarias, una reestructura de crédito “es aquella operación que se deriva de cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Ampliación de garantías que amparan el crédito de que se trate, o bien, 
  • Modificaciones a las condiciones generales del crédito o esquema de pagos, entre las cuales se encuentran:
  • Cambio de la tasa de interés establecida para el plazo remanente del crédito;
  • Cambio de moneda o unidad de cuenta
  • Concesión de un plazo de espera respecto del cumplimiento de las obligaciones de pago conforme a los términos originales del crédito, o
  • Prórroga del plazo del crédito “.

La mayoría de las reestructuras tienen su base en el inciso b) anterior, específicamente se centran en la concesión de un plazo de espera y/o prórroga del plazo del crédito, son contados los casos en que una reestructura considera la disminución de la tasa de interés o el cambio de moneda. 

En general, el proceso de reestructura tiene un tratamiento similar al otorgamiento de un crédito nuevo, con la única diferencia de que existen diversas condiciones contables normativas que deben de considerar las instituciones bancarias; un ejemplo de ello, es que si la cartera que se está reestructurando es una cartera vencida, al momento de registrar la reestructura deberá seguirse clasificando como vencida hasta que exista evidencia de pago sostenido por parte del cliente. 

Un aspecto importante al momento de requerir una reestructura y en general al solicitar un crédito, es definir la capacidad de pago real y futura del deudor, resulta primordial que el acreditado conozca los ingresos y egresos que ya sea su operativa o vida diaria le requieren, esto permitirá que la elección del tipo de reestructura sea la correcta, ya sea para solicitar un periodo de gracia (plazo de espera) o la prórroga del plazo del crédito. 

Ahora bien, una reestructura en ocasiones suele confundirse con una renovación de crédito, proceso que también existe en todas las instituciones financieras y cuya diferencia principal con una reestructura, es que una renovación consiste en cubrir el saldo de un crédito con el producto de un nuevo préstamo, en el cual incluso, el acreditado puede obtener un remanente a su favor, mientras que en una reestructura, únicamente se busca una alternativa para continuar pagando el adeudo. 

Por último, es importante señalar que una reestructura no solo es una opción para clientes que presenten dificultades para cubrir el esquema de pagos de su crédito, toda vez que este mecanismo podría permitir a los clientes que se encuentran al corriente, obtener un nuevo plazo y con ello disminuir el pago periódico de su crédito de manera que les permita tener mayor liquidez en el corto plazo. 

Sabiendo lo anterior, cualquier acreditado puede optar por acercarse a su institución bancaria y en conjunto elegir el plan que mejor se adapte a su capacidad de pago real y a sus necesidades; recordemos que mantener un buen historial de crédito es vital para obtener nuevos y mejores financiamientos en el futuro. 

Fideicomisos: ¿Ángeles o Demonios?

Me gustaría empezar planteando dos preguntas, ¿sabe qué es un fideicomiso?, y ¿ para qué sirve un fideicomiso? La vox pópuli en redes sociales resume las respuestas en dos: “sirve para esconder dinero y propiedades, y para robar en el gobierno”. Desafortunadamente en el último año se ha generado un marketing en contra de los fideicomisos donde satanizan el producto del fideicomiso por carecer de transparencia, malos usos, facilidad para “desaparecer dinero”, corrupción, etc., Sin embargo un fideicomiso es totalmente lo contrario.

¿Entonces los fideicomisos son malos? Los fideicomisos son contratos transparentes que se celebran entre dos o más partes y se regula por una institución fiduciaria. En este contrato se estipulan todos los pormenores, tales como los bienes a contribuir al patrimonio del fideicomiso, la institución fiduciaria que va a administrar dichos bienes, los beneficiarios del fideicomiso y lo más importante, el propósito del fideicomiso y las reglas para cumplir con el fin.


El propósito del fideicomiso debe ser lícito y determinado, esto significa que el propósito no puede transgredir la ley, debe ser claro y evidente; así mismo la forma de cumplir con ese propósito debe estar estipulado dentro del contrato, o en su caso, en las reglas de operación del fideicomiso. En otras palabras, no debe de caber duda para que fue creado y cómo se dará cumplimiento de forma clara, precisa y transparente al fideicomiso.

 

Esto último es aplicable a fideicomisos privados y públicos, ya que en ambas figuras deben cumplir con el marco jurídico de Prevención de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo, y la Ley de Ingresos, registrando ante la Secretaría de Hacienda, o la Secretaria de finanzas – en el caso de entidades federativas – todos los fideicomisos, mandatos y contratos análogos en los que el gobierno federal o estatal intervenga. Lo que hace público qué Dependencia, Organismo Público Descentralizado o Paraestatal constituye y su vez son auditados por la Auditoría Superior de la Federación o la entidad fiscalizadora competente determinada en la ley estatal que corresponda.

 

En conclusión, el fideicomiso como producto y el marco jurídico que regula la actividad fiduciaria, no facilita ni promueve la corrupción, la malversación, el robo o incluso la falta de transparencia. Sin embargo, el seguimiento, la aplicación y fiscalización del marco jurídico no depende en sí del fideicomiso, pero sí de los integrantes de este, tales como instituciones fiduciarias, beneficiarios del fideicomiso, fideicomitentes y servidores públicos en el caso de fideicomisos públicos. En conclusión,  la ética y la buena voluntad de los integrantes del fideicomiso, es trascendental  para el adecuado uso de éste.

Entonces el fideicomiso… ¿Ángel o Demonio?

 

Hablemos… de Fideicomisos en México

Breve entrevista en la que se habla del Fideicomiso en México. Aprende su significado, de dónde viene, los productos fiduciarios y los diferentes tipos de Fideicomiso que hay.

La Ciudad de México es una de las más atractivas del mundo para la inversión extranjera

La Ciudad de México es una de las más atractivas del mundo para la inversión extranjera

“La Ciudad de México es la entidad del país que recibe el mayor porcentaje de inversión extranjera directa, por lo que también ofrece un clima de seguridad financiera”. Esta es la ciudad que más empleos genera anualmente y es por ello que uno de los enfoques de la Secretaría de Desarrollo Económico de la CDMX es combatir la informalidad laboral con la generación de nuevas plazas y con la meta de formalizar al menos un millón de empleos.

José Luis Beato González, Secretario de Desarrollo Económico de la CDMX, comentó en esta entrevista que uno de los retos importantes al comienzo de su gestión, fue poner a la secretaría en marcha; “El arranque de SEDECO ha sido un gran reto pero estoy muy satisfecho con el equipo de trabajo que hemos integrado porque así, esta secretaría puede dar grandes resultados en favor de la ciudad.”

 

De igual manera comentó que la participación e interés de la mujer por el desarrollo económico de la ciudad es fundamental, por eso existen apoyos económicos y de acompañamiento para impulsar su trabajo a través de los diferentes programas de SEDECO:

“En estos meses de trabajo arduo hemos notado que en especial las mujeres se muestran más participativas para generar nuevos proyectos laborales y llevarlos a buen puerto. Además las mujeres suelen pagar de una manera más formal sus adeudos y cumplir con sus compromisos.”

 

A través del programa MujerEs Innovando, SEDECO apoya a las mujeres empresarias de manera económica con créditos y les brinda acompañamiento además de enlazarlas con empresarios y cadenas de distribución para lograr un mejor desarrollo de su proyecto.

 

Así mismo, para apoyar a todo tipo de emprendedores de la ciudad, la secretaría cuenta con la participación del sector privado, de empresarios, de incubadoras y del sector financiero para realizar 16 CAE, que son centros de acompañamiento al emprendedor, una iniciativa de acompañamiento a los beneficiarios de esta iniciativa desde el principio hasta el final de su proyecto.

 

“Se tiene contemplado la realización de al menos un CAE en cada una de las 16 alcaldías, para que las y los emprendedores acudan a las asesorías que requieran y así podamos darles el empujón que necesitan para crear su negocio. Actualmente contamos con un CAE en el que se han atendido a más de 1,000 empresas y que ya han dado resultado para 100 proyectos.”

 

El proyecto contempla que los CAE sean espacios de 200-250 m2. De de los 16 iniciales ya se tienen 4 proyectos firmados y se espera que éstos entren en funciones para otoño de 2019, para contar con la totalidad de CAE para el primer semestre de 2020.

Aprovechamos también para preguntarle al Maestro Beato sobre el avance y las acciones que se han generado para formalizar al menos un millón de empleos durante su gestión y nos contestó lo siguiente:

 

“La primera idea es generar economías de escala; juntar a varias personas e incorporarlas a un tipo de economía social y de cooperativismo para que, entre varios, puedan generar un negocio más grande mediante cooperativas de distribución. Otra iniciativa es la de realizar un programa con el que podamos regularizar por derechos adquirido a los pequeños locales que existen por toda la ciudad y que no tienen uso de suelo comercial, pero llevan 20 años trabajando y vendiendo. Entre otras cosas, quiero hacerlo porque sin el uso de suelo correspondiente los comerciantes de estos locales no pueden aspirar a ningún crédito, ni programa de financiamiento o apoyo.”

 

El sector financiero del mundo crece y nosotros debemos sumarnos a ese crecimiento. La gente que no conoce del tema financiero piensa únicamente en el banco para pedir apoyos financieros, cuando hoy existen muchas alternativas de financiamiento, como las SOFOMES, SOFIPOS, así como las empresas FINTECH. Respecto a este tema, el Secretario comentó que desde la SEDECO se realizan esfuerzos permanentes por integrar estas nuevas tecnologías a la vida cotidiana de los ciudadanos, sin embargo el tema tiene un freno cultural:

 

“Fuimos innovadores con la Ley Fintech y ahora tendríamos que ir más rápido para ser punta de lanza en el tema, pero nosotros seguimos haciendo la tarea. De hecho, a través del Banco de México, la Presidencia de la República brindará las herramientas necesarias para que podamos realizar pagos a través de aplicaciones adecuadas. De hecho nosotros ya estamos trabajando para implementar esta modalidad en los mercados de la ciudad, sin embargo nos hemos encontrado con una fuerte resistencia a pagar de esta manera pues en México una buena parte de la economía se maneja con billetes, así que es también un tema cultural.”

 

Sin duda tenemos un gran camino por avanzar, sin embargo el panorama del desarrollo económico de la Ciudad de México pinta prometedor, fuerte y al mando de una figura humilde, con una gran trayectoria y visión por contribuir a la consolidación económica de la CDMX.

 
 
 

STEP LATAM un evento que no debemos perdernos

STEP LATAM un evento que no debemos perdernos Entrevista con Dayra Barbey de Rojas, Vicepresidente y Gerente General, ICAZA TRUST CORPORATION

1.-Dayra, nos puedes hablar un poco sobre STEP Latam?
Con gusto! STEP Latam es una Conferencia organizada por la Society of Trust & Estates Practitioners (STEP), asociación de profesionales dedicados a la planificación de patrimonios, con sede en Londres, y que ahora cuenta con capítulos en Panamá, México, Montevideo y Brazil.

2.- Sabemos que está próximo a realizarse el STEP LATAM Conference 2013, podrías platicarnos más sobre el tema?
En efecto, se trata de la tercera Conferencia de STEP Latinoamérica, que tendrá lugar en Montevideo, Uruguay, una capital desde la cual se estructuran muchos patrimonios importantes de nuestra América Latina.

3.- ¿Cuáles son los objetivos principales de la conferencia, este año?
Este año tenemos un programa que incluye conferencias de actualización en diversos temas que nos afectan en el ejercicio profesional. Veremos, por ejemplo, lo que ha estado sucediendo a nivel mundial en el último año con FATCA, con los tratados para evitar la doble imposición, con los acuerdos para intercambio de información, con la economía mundial, con la banca internacional, la transparencia fiscal y cómo afectan todos estos aspectos la planificación del patrimonio del cliente latinoamericano.

4.- ¿Nos podrías platicar un poco sobre los fideicomisos patrimoniales y la importancia que tienen?
Por supuesto! Como sabemos, el fideicomiso patrimonial o «trust», es una especie anglosajona, ya que en América Latina se hace más fiducia mercantil. Pero hay muchísimas familias que recurren a este vehículo de planificación para transferir el patrimonio a las siguientes generaciones; es decir, como una alternativa a la sucesión testada. Las ventajas del trust son diversas, siendo una de ellas es la confidencialidad, ya que toda distribución a beneficiarios se realiza de una manera privada. Otra ventaja es la rapidez con que se realizan estas distribuciones, ya que no hay que esperar fallos de tribunales, etc., todo lo cual no solamente suele ser muy demorado, sino también público, teniendo repercusiones negativas para las familias en relación con el tema de seguridad. En el caso de familias con casos de minusválidos, menores o adultos mayores, podemos decir que un trust es la alternativa ideal y eficiente de seguir velando por ellos y por su bienestar una vez el dueño de los activos ha fallecido.

5.- ¿Cuál es la situación de América Latina actualmente en materia de Fideicomisos Patrimoniales?
El número de familias latinoamericanas que utiliza el trust es muy alto; generalmente se atienden con abogados o fiduciarios en Estados Unidos, el Caribe o Europa. Panamá ha devenido con el correr de los años, y gracias a su centro bancario internacional, como una alternativa muy accesible para los latinoamericanos.

6.- ¿Qué países estarán participando?
Tendremos tanto Conferencistas como delegados de toda Latinoamérica, Estados Unidos, Canadá, el Caribe y Europa. Se trata de una auténtica conferencia internacional donde se dará cita lo mejor de la industria de la planificación de patrimonios.

7.-¿Quiénes participan en este evento?
STEP Latam congrega a fiduciarios, abogados, banqueros y profesionales vinculados con la administración de patrimonios en general.
8.- ¿Qué temas podremos encontrar en el programa de STEP Latam Conference 2013?
Este año no podían faltar conferencias relacionadas con el tema del momento: la transparencia fiscal, así como la actualización en las regulaciones fiscales de nuestros países. Igualmente, ante la realidad de que la mayoría de las familias acaudaladas latinoamericanas tienen una «conexión» americana, ya sea porque los más jóvenes han emigrado o se fueron a estudiar y no regresaron, o contrajeron nupcias con un americano, etc., traemos la versión III de la gustada conferencia «el Gringo Accidental», que examina los posibles puntos de conexión y sus consecuencias. Por supuesto, en Latinoamérica no puede faltar el tema de herencia forzosa y sus implicaciones. Otro tema esperado es el de «Family Office»; qué es un Family Office y qué podemos esperar del mismo.
9.- Para nuestros lectores de LATAM, ¿Qué temas de interés pueden encontrar en este congreso?
Además de la actualización en temas académicos, nos esmeramos en presentar también aspectos prácticos de nuestra profesión, y el Estudio del Caso es siempre uno de mis favoritos. Este año tendremos oportunidad de analizar un caso de planificación patrimonial desde la perspectiva de las legislaciones de diferentes países. Pero no puedo dejar de mencionar a nuestro invitado especial: el Dr. Roberto Canessa, quien es uno de los sobrevivientes del la tragedia aérea de la Cordillera de los Andes, quien nos hablará de su experiencia y de cómo se pueden alcanzar metas extraordinarias como resultado del trabajo en equipo.
Como ves, tenemos un programa realmente especial.


10.- Algún mensaje que guste brindarle a nuestros lectores. 

Pues solamente me queda invitarlos a la Conferencia de STEP Latinoamérica; un evento pensado por nosotros, para nosotros, los profesionales de la fiducia patrimonial latinoamericana. A nuestros colegas de Cono Sur, no dejen de aprovechar la inigualable oportunidad de actualización, capacitación y establecimiento de contactos, cerca de casa. Estoy segura de que no se arrepentirán.