Autor: Gustavo Reyes Aguiar, Federación de Colegios de Valuadores, Presidente.

 

Estimados Lectores, son momentos de reflexión y replanteamiento de prioridades para todos nosotros. La perspectiva de una nueva realidad nos obliga a tomar conciencia de los nuevos valores y lo que en un futuro cercano, serán los bienes más codiciados, que, sin temor a equivocarme, tenderán a ser mas intangibles que materiales. La prioridad en el confort, la seguridad y la salud, reemplazarán la demanda de bienes y servicios que antes nos atraían.

 

El comercio electrónico sustituirá en gran medida a los grandes almacenes, y la comida a domicilio, a los restaurantes.

 
 

Foto: freepik

Las cadenas hoteleras cederán paso a las villas vacacionales y los parques temáticos a reuniones familiares como antaño.

 

Ninguno de estos escenarios atenta contra el valor de la tierra, que es a fin de cuentas la base del valor inmobiliario; simplemente deberemos adaptarnos.

 

El bien raíz sigue y seguirá siendo la mejor opción para proteger nuestro patrimonio y generar riqueza, fuentes de empleo y plusvalía. No obstante, deberemos ser muy cautelosos en detectar la verdadera vocación de la tierra, pues habrá cambios en nuestras costumbres y preferencias.

 

La buena noticia es que en México, los valuadores estamos perfectamente calificados para reconocer estas nuevas tendencias y coadyuvar a que este cambio en la demanda se dé con orden y cuidando siempre los intereses de nuestra sociedad.

 

No es casual nuestra insistencia; La Federación de Colegios de Valuadores, como el órgano colegiado que representa a la mayoría de los especialistas y maestros en valuación del país, en actualizarnos académicamente y apegarnos a las Normas Internacionales de Valuación, que han demostrado su efectividad en casi todos los países del mundo; pues es el conocimiento, lo que nos dará la ventaja para afrontar ésta u otras contingencias que pudieran darse en un futuro.

 

No tenemos nada que temer, en tanto las entidades financieras sigan siendo sólidas como hasta ahora, y la oferta crediticia se mantenga, estamos seguros de que saldremos adelante como país y como sociedad.

 
 

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.